17 may. 2008

A un año de la terapia...


En estos días cumplo un año de ir a terapia psicológica. No recuerdo bien el día que comencé, pero recuerdo que el 10 de mayo mi esposa estaba fuera de la ciudad y apenas había asistido a una o dos sesiones semanales. Tampoco sé si ya estoy curado (ja), pero sí puedo decir que mi vida ya no es la misma.

Las depresiones han sido menos graves, pasajeras. Y los periodos hipomaniacos los he podido controlar casi siempre. Sólo dos o tres veces he tenido crisis de ira, en los demás casos me he controlado. Algo es algo.

Desde septiembre del año pasado casi no he manejado, situación que también me ha ayudado. Ya no paso los corajes y las tensiones que esta ciudad te impone...

Apenas en la sesión pasada la psicóloga me dejó ver que probablemente las sesiones sean ahora más espaciadas (espero una vez al mes). Después de todo, poco a poco mi vida se ha tornado más "normal". Tengo un trabajo estable, mi relación de pareja va bien (en términos generales), tengo planes personales y con mi esposa...

En fin, que últimamente me he sentido mucho mejor, ya sin esa tristeza inútil, pertinaz y discapacitante.

No canto victoria. Sería muy inocente (por no decir estúpido). Creo que a este tipo padecimientos no se les puede ganar. Al menos eso creo. Me siento como un bombero que controla el fuego a ratos, mientras espera que se llene de nueva cuenta el tanque de agua.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario