29 jul. 2008

Ahora sí que la cagué

Hay veces en que no sé por dónde empezar... Raro. Las cosa suelen ser más fáciles cuando no tengo que pensar y me dejo llevar por la furia o la tristeza. No hay más. Blanco o negro, siempre en los extremos.



Y cuando estoy en la medianía, así me siento, mediano, ni de aquí ni de allá. Mediocre, pues. En cambio, cuado estoy o muy deprimido, o muy eufórico, al menos me siento perteneciente a algo, como si tuviera de nuevo 19 años y me fuera absolutamente necesario pertenecer a uno de estos dos grupos...



Y de ahí también el problema. Extrañar la enfermedad a falta de algo mejor que hacer.



Pero calma, calma, frío, frío. Más vale llevarla con tiento y no caer en lo que tristemente sí y de nuevo sí.



Hace ya algunos días, semanas, incluso un mes o más, la verdad es que me daba mucha pena pensar sobre el caso y escribirlo, pero hoy traigo los dedos flojos; decía que hace algún tiempo perdí el control (sí, ajá, de nuevo) con mi esposa. Le grité, le espeté sin miramientos cosas íntimas y personales cuando estaba en el depa su única amiga.



Estaba tan irritado, tan encabronado, tan fuera de mi por las cosas que habían pasado entre nosotros, pero también porque ella su amiga, se había quedado la noche a dormir y no pudimos ya no digamos tener intimidad en el sentido más pedestre, sino que simplemente no pudimos hablar porque se la pasaron platicando...



Arggg. Le grité a ambas, aunque su amiga, que también es mía, estaba en otro cuarto, los gritos, el maltrato creo que estaba más dirigido a ella. De cualquier modo, fue una enorme, enorme pena.

1 comentario:

  1. Ustedes saben,cuando hieren a quien tanto los ama, que estan hiriendo tanto? En algun momento se dan cuenta de lo que hicieron? Ame por mas de 5 años a mi amor bipolar, y me ha dejado andando de rodillas...Son capaces de reconocer eso ustedes? porque yo entiendo que sufren, y cuanto sufren; pero, acaso se dan cuenta de cuanto hacen sufrir?

    ResponderEliminar