30 nov. 2008

De nuevo por acá...

En realidad no sé cuándo fue la última vez que escribí en el blog. Pero han sido por lo menos tres meses en los que mi vida ha dado un giro, un vuelco, topes y marometas.

Renuncié a mi trabajo, me mudé de departamento, entré a otro trabajo mucho, pero mucho más demandante, descubrimos mi esposa y yo que ha estado enferma desde hace muchos años sin que nadie se percatara al 100%...

Mis problemas psicológicos disminuyeron al principio de estos tres meses de locura, pasión y esfuerzo. Estaba más preocupado por estacionarme, por llegar a algún punto estable, que por azotarme por cosas casi insignificantes.

Pero la vida va poniendo trabas, muros, escaleras, lagos, ríos, algunas veredas, y puentes que facilitan o hacen más pesado el camino. Eso me ha pasado.

De ser un simple redactor de un medio que apenas alguien leía, he pasado a ser el redactor de otro medio mucho más grande, aunque no por eso muy importante. Lo que sí ha subido son tres cosas: mi sueldo, mis responsabilidades y las exigencias que la empresa y mi editor me imponen.

¿Cómo se supone que podemos las personas con problemas de bipolaridad hacer frente a todos estos cambios es tan sólo unos días?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario