7 ago. 2009

Más adicciones

Hace algunas entradas atrás hablaba de las adicciones, y como tiendo a ser obsesivo con este tipo de temas, profundizaré un poco más.

Las obsesiones por las cosas siempre me han llamado la atención. Yo particularmente soy obsesivo con la puntualidad y con la higiene de mis manos. Es algo que he platicado con la psicóloga y que no ha tomado muy en cuenta, supongo que le ha parecido hasta cierto punto normal. No así, con mi obsesión, ya un poco menos grave ahora, por coleccionar fotos de mujeres famosas desnudas. Cuando se lo dije, me comentó que es una parte de mi sexualidad que está reprimida. supongo que como muchas otras cosas reprimidas en mi inconsciente...
Hace algunos años, cuando comencé a usar Internet de manera cotidiana, me era imposible no buscar fotos de famosas. Desde Kate Moss (quizás la primera y la más grave de mis obsesiones electrónicas) hasta Ana Claudia Talancón. Dejé de buscar sus imágenes hace ya varios años porque me aburrí de siempre encontrar las mismas. Internet es grande, pero no infinito.

Más recientemente, con la incorporación de las cámaras fotográficas a los teléfonos celulares se produjo todo un movimiento amateur tanto de fotografías "sensuales"... como de videos francamente pornográficos que son subidos a blogs y páginas especializadas, incluyendo a you tube con la conveniente censura que impide la pornografía y desnudos. La oferta, en este sentido parece no tener fin. son millones los teléfonos celulares y miles las usuarias que se graban y se toman fotografías desnudas para luego voluntaria o involuntariamente, subirlas a Internet. Creo que soy también adicto a estas imágenes.

No sé hasta qué punto esto pueda ser una adicción. Según yo, califica. Actualmente no colecciono nada. No tengo figuras de acción, flores raras, monedas o billetes, estampillas o libros raros. Mi colección de fotografías la borré hace algunos meses cuando el disco duro de la computadora se murió. Un ingeniero las pudo recuperar, pero decidí borrarlas y sólo consultarlas en Internet. Ja.. Ya no ocupo espacio en disco duro.

No soy adicto al cigarro, a las drogas, al alcohol, o las mujeres. De haberlo sido, creo que estaría muerto. Sólo tengo este tonto impulso por buscar imágenes de mujeres famosas y anónimas...

¿Qué es peor?

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Un doctor, que no es psiquiatra ni psicólogo, un día me recetó unas pastillas que me aseguró me iban a hacer sentir mejor. Fue la caja de pastillas más caras en mi vida y no me sacaron del episodio grave de depresión por el que pasaba. Al contrario, me apendejó más. En la noche no podía dormir bien y en el día andaba muy cansado y mareado. Dejé las pastillas y dejé al doctor. Hay que tener mucho cuidado cuando elegimos un tratamiento, no hay que perder de vista que ponemos nuestra salud en sus manos...

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola tengo 14 años y no se si soi bipolar aveces quiero a mi pareja y aveces no y aveces estoi contenta y aveces no

    ResponderEliminar