5 jun. 2010

Bipolar, antisocial y contradictorio


Me considero antisocial. No en estado puro, ni a ultranza. 

La gente y las relaciones sociales en general, me asustan. Creo que por eso me llevo tan mal con mi familia, por eso tengo problemas con mi esposa y en general no me acepto. Todo eso lo pude controlar (ocultar, pues) en la Internet, allá por los inicios de la década de lo 90 del siglo pasado, antes de que llegaran las redes sociales para obligarnos a convivir incluso con pantalla de por medio.

Tengo pocos amigos y casi no les hablo porque sinceramente a veces me aburre que su vida, casi como la mía, no cambia. Pocas cosas son las que verdaderamente me interesan ya no digamos de mis amigos, sino de mi propia vida. Y si me tengo que enterar de vacuidades en mi bandeja de entrada, muro, timeline o lo que sea, prefiero mantenerme al margen.

Yo navego en Internet desde 1996, más o menos... Entonces Internet no era lo que es ahora. Servía para ver algunas páginas en Yahoo!, que era lo más avanzado, y no había mucha gente conectada. La ilusión de tener amigos (vía email) en diferentes países y en diferentes idiomas era una chaqueta mental llena de probabilidades. El único pero es que no hablaba ni escribía inglés... y todavía no lo hago. El otro pero es que no me interesaba hacer amigos por correo electrónico ni mucho menos por las salas de chat.

Esas salas, afortunadamente se extinguieron. Duraron un algunos años y luego desaparecieron, así como ahora le está sucediendo a Hi5 y así como espero que le suceda en algún momento a Facebook. 

Mira que mantener informados a todos de lo que haces... A mí poco me aporta saber si mi "amigo" (cualquier cosa que eso signifique en los tiempos del Facebook) se le antoja un helado, está en el Gym o se fue a comer. Menos me importa si se fue a Valle de Bravo y el muy cabrón no me invitó, o se tomó unas cervezas en tal o cual bar...

Lo siento: en cuanto a las relaciones sociales soy un poco chapado a la antigua. Yo que soy Chak, tengo Facebook, pero el otro yo, que es el verdadero yo, no tiene nada parecido. Ya bastante tiempo pierdo investigando temas, leyendo blogs, reseñas, cuentos, viendo fotos, videos, probando programas, pensando, deprimiéndome, peleándome conmigo mismo, con mi esposa, con mi familia con las computadoras (sí, todas ellas) como para luego dar cuenta de cada una de esas cosas en un muro virtual que pueden ver mis "amigos" (insisto que no sé qué significado tiene ahora esta palabra en este contexto).

Esto no es un desplante para quienes amablemente leen el blog. Al contrario. Yo leo muchos blogs y comento en algunos de ellos. Pero cada vez que lo hago no dejo de sentir una especie de culpa por "invadir" por "pisar" un espacio ajeno... No así al leerlos. Quizás en el fondo es una cuestión más profunda relacionada con mi fascinación por el voyeurismo. Siempre tabú e insuperable, compartido por millones que nos conformamos con mirar a través de la pantalla.

Al final yo también comparto. No lo puedo evitar. Lo hago aquí con quienes se asoman y leen, lo hago con quienes tienen la delicadeza y el atrevimiento de comentar. Lo hago también con mi esposa, con mi psicóloga y con algunos amigos (a los que miro a los ojos y a los que puedo abrazar cuando me despido de ellos).

Y sí, siempre es liberador sacar esos bichos que me taladran el cerebro y el alma. Mostrarlos y analizarlos, hablar de ellos, con ellos, y luego comerlos cuando todavía mueven sus patitas, siempre compartiendo el pan y la sal a través de la pantalla o sentados a la mesa frente a un par de cervezas. De las dos opciones las dos me parecen tan nobles y útiles que no sé cuál elegir, aunque con estos calores, la cerveza siempre se agradece.

Comparto y socializo mi soledad, mi aversión a la gente, mi miedo a ser rechazado, mi dificultad para entablar para cualquier conversación. Comparto y socializo también mi gusto por la charla inteligente (o al menos lo que yo así considero) y mis intensas y odiosas contradicciones.

8 comentarios:

  1. Me siento tan identificado por tí Chak, tu vida es igual a la mia, me cuesta mucho tener vida social, me da miedo ser rechasado, me cuesta mirar a los ojos a personas que no son mis amigos o que no conosco, y sobre todo me cuesta mucho relacionarme con las chicas, ya no se que hacer, me gustaria poder tomar un medicamento y que todo se me quite, voy a ir al psicologo para que me recete algo pero desde tu experiencia, hay farmacos o tratamientos eficases contra este problema? Si es asi dimelo para almenos tener una gota de fuerza y tratar de salir adelante, me despido.

    ResponderEliminar
  2. Hola anónimo...Debo ser muy sincero. Desde mi experiencia, las medicinas no me curaron la timidez, ni mi profundo sentimiento antisocial. Me ayudaron sí, a sentirme menos mal conmigo mismo y a partir de ahi a buscar mejores relaciones sociales, pero si quieres que una pastilla resuelva de golpe y porrazo tus problemas te vas a decepcionar. Así no funciona. Busca algo que te haga sentir bien y hazlo. Eso me funciona, por eso escribo este blog, para compartir y salirme un poco de esta concha. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Claro que las pastillas no funcionan; como tampoco los psicólogos. Por ejemplo, a mí sólo me han encerrado más en mí misma las continuas visitas. No voy por gusto; sino porque no hace muchos meses estuve ingresada en el hospital tras un intento frustrado de suicicio (claro está) y mi familia me obliga.
    Además; la psicología no es nada más que un trabajo. A esas personas tu vida les importa una mierda, sólo quieren terminar la sesión, cobrar e irse a casa. Y te meten cosas estúpidas en la cabeza, más de las que tienes.
    A nadie le importa una persona así.JODER.
    Y ME FASTIDIA.
    Saludos, Chak.

    ResponderEliminar
  4. Hola te felicito Chak por este blog, me ha ayudado mucho a saber que no estoy sola en esto, Cock dejame decirte que a mi si me han ayudado mucho los medicamentos a controlar mis pensamientos, sentimientos, a lograr tener un poco de autoestima y una vida.

    ResponderEliminar
  5. Hola Chak. Yo también padezco este mal, debo tener el tipo II. Te comento que investigando en mis recuerdos desarrollé este mal desde los 10 años. 17 años después, nunca he recibido ayuda, sólo de un psicólogo por un año, fue de ayuda pero mi verdadera solución fue por mi mismo hace unos 2 años. Es decir, solucioné mis males psicológicos y espirituales a un nivel funcional. Ahora quisiera vencer el mal orgánico, ya que las recaídas depresivas me dejan casi como un inútil, a pesar de que no siento malestar psicológico, sólo es un ánimo que hace todo tan pesado, tan gris...

    Quisiera que me comentaras la ayuda que proporcionan los medicamentos, ya que me he decidido acudir con un psiquiatra, esperando que la medicación venza ese demonio de pesadez que me visita tan seguido.
    En mis recaídas depresivas realmente no puedo hacer nada; ninguno de mis gustos, mis intereses pueden darme placer, todo es pesado, todo es insípido, no me puedo concentrar en nada, realmente es desesperante.

    Si tan sólo puedo cambiar eso, creo que mi vida mejoraría radicalmente.

    Esa es mi esperanza, la medicación para contrarrestar esas recaídas depresivas.

    Cuéntame tu opinión.

    ResponderEliminar
  6. Hola

    Yo empeze a tomar suplementos de omega-3 y semilla de uva, la parte de la concentracion se arreglo muy rapido, pero la depresion es como un enemigo contra el que hay que luchar cada dia y cada hora en el que cada que te forzes a no estar deprimido es una batalla más ganada.

    ResponderEliminar
  7. mmm me parece qe igual pase en algun momento por lo que tu estas pasando, me dieron ganas de morirme no solo porque no me aceptaban los demas sino porque me sentia inserbible no queria conocer a nadie me daba miedo y creo qu escribiendo me desahogo, ya que no puedo confiar en nadie para contarle mis cosas

    ResponderEliminar
  8. He leido poco de las notas del blog y los comentarios y me sorprende encontrarme cosas como estás, las que yo pensaba que eran solo cosas que me pasaban a mí, tengo pocas relaciones con las personas, poco amigos, no me llevo mal con mi familia y tengo un novio, pero a veces las cosas parece que no salen bien, en la escuela no hablo con nadie a no ser que sea estrictamente necesario, y la gente me da miedo, a veces no hago tramites sólo porque no quiero ir a las ventanillas y preguntar por la misma cosa no he podido conseguir un trabajo, tambien considero que los medicamentos no son la solucion para nada en general pero habrá alguna forma de enfrentar este miedo a la gente???

    ResponderEliminar