21 feb. 2011

El sexo contra el trastorno bipolar

Quizás esté mal que lo mencione quizás es poco modesto de mi parte escribir sobre esto, y lo más probable es que piensen "¿Y a mi qué...?" pero la verdad es que no puedo dejar de sorprenderme: el sexo me ha hecho un poco más feliz.

Sí, tengo que jactarme que llevo una buena racha de noches teniendo sexo con mi esposa. Esto en un matrimonio de gente normal no sería noticia, pero en mi caso (y tengo que admitir que el caso de mi esposa también) es motivo de noticia.

Haciendo un poco de memoria puedo decir que no teníamos sexo desde noviembre del año pasado cuando una noche, después de la sesión, me enfrié, me enfermé y luego la contagié. Estuvimos enfermos durante prácticamente todo el invierno. Ahora que las noches y los días están más templados y ambos estamos de humor hemos podido retomar la vida sexual, que por otro lado, al menos para mi, no ha sido tan importante.

Sí, tengo que admitirlo. Cuando era adolescente sí el sexo era primordial, pero con las depresiones, y el estrés las relaciones sexuales pasaron a un nivel muy bajo en mis jerarquías diarias. No así para mi esposa que cada vez que tengo una racha de depresión sin apetito sexual, me reclama que ya no me gusta, que ya no me atrae. Nada más lejos de la realidad, pero también nada más cierto: cero ganas de iniciar el escarceo.

Luego de casi una semana teniendo sexo con más regularidad que en los últimos cuatro meses mi ánimo se ha levantado (ja).

Este fin de semana tuve mi sesión mensual con la psicóloga. Se lo conté y no le sorprendió demasiado que eso me pasara. Siempre me ha dicho que debo hacer ejercicio que debo activarme para sentirme mejor y lo he tirado por la borda todo este tiempo. Quizás porque mi esposa simplemente no hace ejercicio ni en defensa propia. Creo que la única manera en que ella hace un poco de ejercicio es mediante el sexo. Por mi, mejor. Sólo hay que esperar a ver cuánto dura esta buena racha, por que pronto llegará su periodo menstrual, y entonces todo, se corta, y después a empezar de nuevo.

Ese ha sido siempre un problema. Entiendo que se sienta incómoda en "esos días", pero debería haber alguna forma para evitar que se rompa la racha. Se lo comenté después de la terapia. Y su respuesta, aunque desalentadora, me la dijo de muy buena fe: "Esos días ni siquiera me gusta que me toques".

Viendo así las cosas son pocas las opciones que quedan. ¿De qué forma podríamos mantener la llama de sexo encendida si no la puedo tocar?

He consultado algunas fuentes sobre sexología y en ninguna de ellas he encontrado nada que se pueda aplicar a estos casos.

Y sí, también sé que esta buena racha puede ser sólo una pequeña cresta en el vaivén de mi vida, pero puede que sea también un conocimiento nuevo, una forma natural y deliciosa de mantener el ánimo. Sí, es cansado y demandante, pero al final vale la pena.

12 comentarios:

  1. me alegro muchisimo...
    aveces el sexo en casos como este es un buen conducto a la felicidad...
    te comento que me ha llamado mucho la atencion de tu blog, yo tengo 23 años y soy bordeline hace 4 años..me gustaria poder conversar contigo de ciertas cosas... te dejo mi correo
    dipsycho@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Claro que vale la pena. Para mí ha sido un espacio grandioso en el cual desfogar mi energía cuando estoy en una fase de hipomanía y para sentirme mejor cuando estoy deprimida. Como en todas las relaciones, lo vital es la comunicación con tu pareja. Tu esposa debería animarse también a tener relaciones en esos días del mes. También para una trae alivio tanto de cólicos como de cambios emocionales. En resumen: creo que deberían darle al sexo la importancia y el gozo que merece en un matrimonio.

    ResponderEliminar
  3. Anónima, gracias por el comentario. Para mi el sexo a veces es de suma importancia, sobre todo cuando estoy estable o en etapa hipomaniaca, pero en cuanto me llega el bajón soy como un perro viejo, adormilado y sin ganas de hacer nada.

    ResponderEliminar
  4. hola!, a mi me gustaria saber, por ejemplo tu que estas casado, si tienes un bebe, tiene posibilidad de tener el trastorno?!, es una duda bien enorme.. GRACIAS cuidate =D

    ResponderEliminar
  5. hola! Averiguando acerca de este trastorno me tope con este blog... me encanto porque es lo que justo necesitaba... te comento que salgo con un chico que recién me confesó ser bipolar... tu que me podrías comentar? que apoyo te gustaría recibir d tu pareja? si controlas la enfermedad (sigues tratamiento medico) igual puedes sufrir recaidas? :)
    Bueno mi opinión ante tu escrito es que deberías tener consideración con tu pareja así como esperas consideracion de ella cuando estas en tu etapa depre... hay un punto medio apra todo, por ejemplo quizas si haces una buena acción por ella (cena, chocolates, lindas palabras) después ella prefiera compensarte... quizas ella no quiere que la toques pero si puede hacer algo por ti en ese periodo :) el sexo es mejor cuando hay creatividad de por medio... Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Hola, soy un chico de 33 años, y llevo casado con mi mujer desde hace 4. La conozco hace 14 años y se le diagnosticó trastorno bipolar tipo II cuando llevaba unos 3 años con ella, me pareció una enfermedad (explicada por su psiquiatra)que con tratamiento correcto, pues se podía llevar. Tuvimos nuestros más y nuestros menos, yo siempre la apoyé en todos los aspectos de la vida (trabajo, familia, problemas, hijo..etc), llegando con los años a ser el único pilar en su vida. Cuando nos casamos, estaba embarazada de 3 semanas (yo estaba muy feliz de todo lo que nos esperaba en nuestra feliz vida), con eso se complicó un poco la cosa, pero al final, pues muy bien, tenemos un hijo precioso, inteligente, cariñoso, etc.. Bueno, pues al año y medio de tener al niño, empezó poco a poco dejarme de lado, pero no le dí la menor importancia, pues ese era el precio de terner la responsabilidad de ser padre y ella de cuidar a nuestro hijo. A eso se le sumó una falta de cariño, sexo (que para mi es primordial y encima ayuda a la compenetración de la pareja, aunque curaba la falta masturbándome mucho) caricias, en fín, tiempo y acciones vitales para manternerme dentro del matrimonio. Dado que siempre estaba cansada y/o durmiendo, cama-sofa... yo tenía muchas horas sólo y sin nada que hacer en un piso. A parte soy muy activo y no me canso con facilidad. Toda esa falta de tiempo que ella no "quería" estar conmigo o aprovechar que el niño descansaba o dormía, para hablar del día, sexo y demás yo pues con falta de sexo, cariño y dedicación, encontre en internet lo que me hacía falta, conocí a personas con la misma necesidad que yo y parecía que había otra salida a eso, pero para mi no eran más que fantasías y una forma de evadirme. Bueno, pues un día me encontro mensajes en el móvil de otras mujeres y me hechó de casa, ahora se arrepiente, dice que perdónaría pero no olvidaría. Ahora hace un mes y medio que estamos como separados temporalmente. Ahora voy a la psicóloga para mi, y lo que ME SORPRENDIÓ FUE QUE CON TODO LO QUE LE CONTÉ ADEMÁS DE DECIRLE QUE ERA BIPOLAR, FUE TAJANTE. SI QUIERES SER FELIZ Y TENER ESO QUE ELLA NO TE DA, SEPARATE. UFFFF QUE MAL TRAGO.... Aún la quiero, no la amo como antes, pero podría volver a hacerlo, ella es además de guapísima, es inteligente, buena madre, buena trabajadora..etc...
    NO SE QUE HACER.....PERO SEGUIR ABANDONADO COMO ANTES NO. COSA QUE LA PSICOLOGA ME DIJO QUE NO SOLO NO VOLVERÁ A SER COMO ANTES SINO QUE IRA A PEOR..... aghhhh....

    Además quiero que mi hijo no sufra para nada, lo quiero más que a mi !!!

    AYUDA.....quiero opiniones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizásllegue un poco tarde a tu exposición,pero..supongo que hay un momento para todo y este ha sido el mio y en parte un poco tuyo también.

      He tenido una relación con una persona con trastorno Bipolar y concozco un poco la situación en la que estás viviendo, además,por mi profesión de Asistente Social y psicopedagoga veo casi a diario casos como el tuyo.

      La psicologa tiene mucha verdad,lo siento, pero es así.Es una enfermedad cruel,crónica y dificilmente tratable,es cierto que hay grados,pero en definitiva es muy destructora.

      Piensa,crees que esto es una vida saludable para ti? Tendrás sexo solo cuando ella quiera? Fíjate que ya recurres a otros medios de satisfacción...porque lo que ella te puede dar..es lo que hay.De ti depende si decides condenar tu vida a su enfermedad.La bipolaridad no es solo una enfermedad mental grave que sufre el paciente sino que es una enfermedad que afecta directamente a parejas,hijos y família.

      Solo tu decies si deseas ser absorvido por ella,si lo haces te costará salir,te lo digo por experiencia personal( a día de hoy todavia pienso que algun día volverá...y se que no es así)
      Te convertirás es su cuidador personal(cosa que ella jamás tendrá conciencia)y acabarás quebrado y con la autoestima por los suelos.Todo tu esfuerzo no habrás servido,lo siento,es así.L

      lA MEDICACIÓN Y LA TERAPIA AYUDA AL ENFERMO,PERO Y A TI QUIEN TE AYUDA?

      Eliminar
    2. Hola y muchas gracias por responder, me has sido de grandísima ayuda y no llega tarde, aún estoy metido en la separación después de 9 meses, vivo solo, pero parece que con el tiempo todo se coloca donde debe, además de seguir con la psicóloga ahora he empezado a ir a un psiquiatra para una segunda opinión y todo parece que tiene una sola línea, el divorcio. Tenemos nuestro acuerdo para compartir el hijo y nos va bien. Lo he pasado muy mal, bajones y llorar en muchísimos momentos por pena, ahora ya no tanto, empiezo a asimilar la realidad. En ningún momento de estos 9 meses he visto ninguna reacción de ella de recapacitación que me hiciese volver, simplemente mi añoranza de que todo volviese a su cauce y fuésemos felices, pero no es así. Ahora me estoy medicando para sentirme mejor porque soy una persona muy sensible y siento que aún la quiero, pero me consume desmesuradamente y me desgasta. No hay posible diálogo con ella que no se interponga su enorme fuerza de reacción y convicción en sí misma. Es muy impulsiva en sus decisiones y contestaciones. Nunca he querido discutir con ella porque hacerlo era peor, le daba la razón o lo dejaba de lado y por eso caí en una falta de autoestima que me ha llevado a una codependencia de ella total. Ahora estoy empezando a ser realista conmigo mismo y creer más en mi, hasta ahora vivía por y para ella sin nada a cambio, ni cariño, ni amor, ni deseo y ni relaciones sexuales.
      A pesar de las charlas que hace poco he tenido con ella para ver cómo volvíamos a reaccionar he podido saber que tiene a otra persona que ya le ha captado su atención, por eso ahora es mi turno de acabar con esto por muy duro que sea. Enmedio está nuestro hijo y lucho porque no le afecte en gran medida, sé que en el futuro el niño estará mejor conmigo según me conmentó mi psicóloga aunque no lo vea así.
      Debo poner como meta mi felicidad y mi bienestar, porque con ella mi felicidad se basaba en que ella estuviese "bien". Me da mucha pena por ella, aún no me lo creo, aunque sé que en está vida puedo encontrar a alguien que me haga sentir feliz, amado, deseado y que me comprenda. Tiempo al tiempo y fuerza de voluntad !!


      MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO APOYO Y OPINIONES.

      Eliminar
    3. Hola, atravieso una historia similar a la tuya, es muy duro el camino, pero realmente no coincido en que la separacion es la solucion. Llevo 8 años acompañando a mi mujer y con 17 añps en pareja y un par de hijos las perspectivas un tanto disttintas a las tuyas. Solo puedo aconsejarte que tengas mucha paciencia y busca aclarar la mente.
      Un saludo!

      Eliminar
    4. Hola, en contestación a tu opinión, te comento que desde que me separé y divorcié, mi vida ha cambiado en positivo, mi mente está muy clara en ese aspecto y de hecho ahora tengo autoestima y puedo creer en mi mismo, cosa que antes no por mucho que intentase. Entiendo que me aconsejaras paciencia, pero sabes que todo tiene un límite y en mi caso se cruzó. Yo, como tu has comentado, también la he acompañado siempre de psiquiatras y psicólogos, SIEMPRE. Traté por todos los medios de corregir su actitud y que cambiase su forma quererme, de respetarme para que me sientiese feliz a su lado. No hubo reacción y en ocasiones me decía que era yo el bipolar y que tenía que ir a un psicólogo. De hecho como habrás leído, fuí, y la cruda realidad es la que ya pasé.
      He podido comprobar ya que no tuve otra pareja en mi vida más que ella que hay felicidad ahí fuera, hay otras mujeres que sí saben tratar a la pareja, si saben amar de forma real, si tienen empatía y pueden crear un vínculo sentimental a parte de muchísimas otras facetas que una persona bipolar no puede tener por naturaleza.
      Lo intenté, me siento bien porque hice lo que pude y supe, ahora quiero disfrutar de lo que no pude hacerlo de una forma sana y sin comportamientos que me han hecho vivir tan vacío e infeliz.
      Amigo, yo no conozco tu caso, pero si es semejante al mío tu verás hasta donde llegas. Si te ves con fuerzas para seguir una relación irritante, desgastante, sin recomensa en muchos aspectos, pues adelante, yo no he querido ser más un masoquista al cual le gusta que le maltraten.

      Te deseo muchísima suerte, la necesitarás...

      Saludos

      Eliminar
  7. Sigue hasta donde puedas....aunque no reconozca con palabras o de la manera como a ti te gustaria que estas con ella...lo reconoccera. Eres su marido y te necesita para siempre.

    ResponderEliminar
  8. Da mucha pena que haya tampoco información y opciones para la sexualidad de las personas con trastorno bipolar. Yo llevo con mi pareja un año y al mes confesó que tenía trastorno bipolar. La medicación le baja muchísimo la líbido, yo lo entiendo, pero me cuesta mucho... Nuestras relaciones sexuales son muy escasas y nunca con la pasión y deseo que nos gustaría. Ha probado a cambiar la medicación, pero casi tiene una recaída por ello. Además, el hecho de saber que su deseo es muy bajo hace que yo no lo busqué, es como un temor estupido a que me rechace y saber que su deseo es mínimo hacia mi. Está siendo muy duro porque la relación que tenemos es maravillosa.., pero el tema del sexo yo sé que poco a poco nos puede alejar.

    ResponderEliminar