22 mar. 2011

Mi otro yo bipolar

Y sí, sigo escribiendo sin mayor objeto que estar presente.

Trato de estar, de permanecer, de seguir aquí sin mucho éxito. Trato de escribir, trato, trato, trato, trato, trato, trato, trato.

Trato también de recordar, eso que tanto trabajo me cuesta porque no me gusta pensar. Me gusta más imaginar de vez en vez que mi vida no es ésta. Que justo ahora alguien más me lleva en su mente y me inventa la tristeza sólo para no aburrirse y probar hasta dónde llego. No me quiere, sin duda no me quiere. Si esa cabeza universal realmente me tiene en su interior, quisiera que nunca me dejara solo, que me acompañara hasta el final que él decida, pero que por favor me deje en paz, me deje respirar y sentir, al menos por un momento, un poco de tranquilidad, un poco de bienestar. No mucho, no soy exigente, tampoco soy tan egoísta. Sólo de vez en cuando, lo suficiente para sentir que la cárcel vale la pena, que este malestar continuo que parece inevitable y eterno tiene tregua, una oportunidad de respiro y la promesa de una muerte gloriosa.

Y sigo perdiendo la razón, el tiempo, la mente, el gusto por lo que me gusta y la vida que se me va de entre los dedos día a día, sin que pareciera que nada puedo hacer. Pero me pregunto, justo ahora que le pego a las teclas: ¿realmente no puedo hacer nada? Y no sé. Me gustaría pensar que esta mente perversa que me lleva sin que nada pueda hacer para evitarlo, de pronto se pone benévolo, un rayo de bondad lo atraviesa y me permite tomar las riendas de mi propio destino ¿y qué hago...? Me pongo a jugar videojuegos o veo pornografía en internet. Si me pongo muy exquisito, escribo en mi blog o pienso un poco en mi tesis por siempre aplazada.

Nada fuera de lo normal, nada que cambie diametralmente el rumbo de mi vida, sólo un poco, tan poca cosa, tan sin chiste, tan como si mi vida realmente no fuera mi vida, como si observara a un indigente que va por la calle dando tumbos, mugroso, mostrando media nalga, oliendo a perro muerto y vómito de borracho. Me encabrono de no poder hacer nada, se seguir viéndome sin una dirección, sin un motivo, sin un objetivo… ¿Para qué estoy acá entonces? Volteo y veo al otro sujeto que se parece también un poco a mí (un tercero, sí). Tiene los mismos lunares, camina tan encorvado como yo y tiene la voz débil y aguda que me sale a mí cuando estoy nervioso (siempre), pero él tiene una pequeña diferencia. Resulta que una vez que ve al indigente, pinta una leve sonrisa, una mueca casi burlona, mezclada con un poco de pena ajena, de gusto perverso por la desgracia ajena y sigue adelante. Camina, da uno, dos, tres, cuatro pasos y veo entonces que sí, camina encorvado, tiene el paso despreocupado igual que yo, pero también huele bien, va bien peinado y viste con ropa que yo nunca usaría, mejor gusto, he de aceptar. Sin duda que le va mejor que a mi. Yo en cambio, no dejo de ver al pobre mugroso que ahora se ha caído, se ríe mientras intenta ponerse de pie sin mucho éxito, algo murmura, sus labios de mueven, pero creo que no sabe hablar bien. Se orina de la risa. No se contiene. Cae sobre el charco amarillo y hediondo. Sigue riendo hasta quedarse dormido.

Y yo no puedo moverme, sigo viéndolo, mientras siento cómo una gota de sudor recorre mi costado desde la axila hasta la cintura. Primero del lado derecho, ahora del izquierdo. Huele agrio, como huele mi sudor después de un largo día de caminar bajo el sol quemante. Pero no me he movido ni un centímetro. Sólo he visto al indigente, que también soy yo. Siento también los pies húmedos y cansados. La imagen de una silla llega a mi mente, pero no se aparece, comienzo entonces a sentir que mis piernas ceden ante mi propio peso, me siento en el piso.

Veo que el mendigo ha caído en un sueño profundo y reparador. Ronca sonoramente mientras la gente lo evita. No quieren pisar el charco todavía fresco de su orina, y menos quiere oler el hedor que a la distancia imaginan. Me dan ganas de orinar. Es inevitable, llevo tanto tiempo observándolo que he perdido la noción del tiempo. Me paso la mano sobre la cabeza, tengo un poco de comezón detrás de la oreja y siento el pelo tieso, pastoso, húmedo… Estoy acabado. Me orino.

Y sí, a veces me siento así, como si desde fuera viviera mi vida y me compadeciera de mi mismo. Ese otro yo que tira a la mierda su vida, cuando hay otras opciones, otras capacidades que sin duda ahí están, pero son bastante más exigentes que sólo quedarse sentado, mirando al indigente, regodeándose en sus fluidos.

5 comentarios:

  1. no puedo evitar sentir cierto dejavu cuando lei el post

    ResponderEliminar
  2. cierra los dedos, que no se escape mas nada. El que trata y trata, al final lo hace.
    Es un buen post no? de eso trataste.

    ResponderEliminar
  3. PIENSO Y PIENSO COMO SERIA UN SISTEMA DE VIDA ADECUADO PARA NOSOTROS????? COMO CREARIAMOS UN MUNDO ADECUADO??? PIENSO QUE LO QUE REALMENTE NOS IRRITA ES SENTIR QUE NO ENCAJAMOS CON EL SISTEMA Y NOS REVELAMOS.PROTESTAMOS,NUESTRO SENTIR ESTA EN ALARMA, NOS DICE QUE ESTO QUE VIVIMOS NO ES LO ADECUADO Y NO LO QUEREMOS, SOLO LO SOPORTAMOS, VIVIMOS IMPOTENTES ANTE UN MUNDO QUE NO ACEPTAMOS... SI ALGUIEN SIENTE LO QUE YO SIENTO, QUE HABLE Y DEJE SU IMPOTENCIA A UN LADO PARA EMPEZAR A CREAR EL SISTEMA QUE NOS GUSTARIA TENER..... BASTA DE VIVIR SOPORTANDO ESTE MUNDO, SOMOS MAS FUERTES E INTELIGENTES DE LO QUE PENSAMOS, DESCUBRE LA VERDAD EN TU SENTIR.....

    ResponderEliminar
  4. Me siento perdida, tengo que vivir esta vida a la que no entiendo, la que no me gusta; no se como salirme de ella o como vivirla plenamente. Mi inteligencia me dice que es una vida caotica en lo que mucho de lo que tenemos que hacer es innecesario, que es de locos hacelo sin cuestinar. Pero tambien hay dias que logro estar en el planeta tierra sin sentir el agobio, son dias felices en los que creo que no volvere a sertir lo opuesto, pero mucho me temo que despues regreso a mi vida sin sentido y grito; YA BESTA, ESTOY CANSADA!!!! Solo quiero estar en paz, que tengo que hacer para tener PAZ. Me doy cuenta que no me importa nada, solo disfrutar cada dia de mi vida en equilibrio y si tengo que realizar numerosos rituales para tenerlo, lo haria, pero por desgracia llegara el dia que me sienta aburrida y quiera adrenalina. Ya no puedo mas oscilar en dos polos de mis estados animicos y pensamientos es cansado. No tomo medicamentos, tengo, una parte de mi tiene miedo a tener una vida normal y apagar el fuego que llevo dentro y otros solo quiero paz, o dormir y no pensar... Te agradezco a ti por esta oportunidad de escribir y leer estos comentarios en los que me ayudan a sentir que no soy yo sola y mi mundo.

    ResponderEliminar
  5. QUISIERA CONTINUAR DICIENDOLES, CON RESPECTO AL MENSAJE QUE ESCRIBI ARRIBA... A lo largo de mi vida;pues he vivido con esto desde que tengo uso de razon,he logrado aminorar los malestares sin medicamentos, ya no son tan radicales y devastadores.Pero la sensacion de dolor y sin sentido me tiene prese en una vida insatisfecha. Siento que es el momento de agerrar al toro por los cuernos y decirle a esto, como se llame no me importa su nombre.. .QUE DIABLOS QUIERES DE MI, DEJAME EN PAZ DE UNA VES POR TODAS!!!!! y despues decirle si a quien dejo de ultimo a mi ser interior que me dice que yo tengo el poder en mis manos; VIVE TU MUNDO INTERIOR EN ESTE MUNDO. PLASMALO,CONVIERTELO EN UN ARTE DE VIDA. DEJA FLUIR ESTO QUE TU ERES. SE TAN EXCENTRICA COMO QUIERAS SER. ESTA BIEN SENTIR TODO ESTO, AGOTALO HASTA QUE YA NO TE AFECTE MAS, SOLO ESTE DENTRO DE TI PERO SIN DOLOR Y AGOBIO. LLEVALO CON ORGULLO, PUES ME PERMITO SER YO SIN CULPAS O MIEDO SE SER COMO SOY. LA VIDA O TODO EN ELLA NO ES TODO POSITIVO O NEGATIVO Y NO ES MALO, ES EQUILIBRIO. PORQUE TENDRIA MIEDO A SENTIRLOS? EL ARTE ES QUE NO ME DAÑE A MI O LOS DEMAS. ES CREAR UN SISTEMA DE VIDA PARALELO QUE NOS FUNCIONE PARA VIVIR EN PLENITUD EN AMBOS POLAS; NO TIENE QUE ENCAJAR EN LOS ESQUEMAS DE LOS DEMOS, BASTA CON QUE ME FUNCIONE A MI Y ME PERMITA DAR CALIDAD DE VIDA A ESTA VIDA MIA Y A LOS QUE ME AMAN........ AYUDENME, MUCHAS CABEZAS PIENSAN MEJOR QUE UNA... GRACIAS DE ANTEMANO TE DOY CHAK POR ESTE ESPACIO PARA ESCRIBIR, DEJAME DECIRTE QUE ME GUSTA TU MANERA DE ESCRIBIR Y ME INSPIRAS A COMUNICAR ESTO, QUE SENTIA QUE A NADIE PODIA INTERESAR.

    ResponderEliminar