25 abr. 2011

Plan de noche

Esa noche mi plan era quedarme en casa a sentirme mal por haber terminado con mi novia.

En la tarde fui a la facultad para recibir un tonto diploma que decía que había terminado la carrera. Punk, mi mejor amigo desde hace casi 20 años, me convenció de ir a la graduación de uno de la vieja camarilla de la adolescencia. Me resistí, pero al final accedí con un poco de culpa porque mi madre, que había insistido en acompañarme a la facultad, tuvo que regresarse sola. De hecho no la volvería a ver sino hasta el siguiente día por la tarde después de que se me bajara la tremenda cruda.
Fui a la fiesta con todos mis viejos amigos de la escuela. La verdad es que aquí me gustaría contar cómo estuvo el reventón: si bailé, si estaban guapas mis amigas o las compañeras de mi amigo. Pero no recuerdo nada de esa fiesta.

La única escena que tengo es la del recién graduado saliendo casi a rastras del salón apoyado en los hombros de alguien. Creo que era su hermano y Punk.

Salimos juntos de la fiesta; eran la tres o cuatro de la mañana.

Punk manejaba y yo iba en el asiento del copiloto, blandiendo una botella de ron, o tequila o vodka... (tampoco recuerdo) que saqué del salón. Y es que siempre estamos viviendo de noche / siempre tomando cosas viajando en coche. Eso sonaba en el estéreo. Lo recuerdo bien porque me parecía estar recreando una escena simplona de una película de alto contenido moral, justo antes de que el coche se estrellara a toda velocidad en una de las rectas más tentadoras del periférico. De la fiesta sólo saqué la botella, no llevábamos refresco, lo cual no me impidió servir es unos vasos de plástico que estaban en el coche -ignoro para qué.

Más rápido, más rápido, incité a Punk para que metiera a fondo el pie. Me hizo caso. Casi siempre lo hace cuando se trata de echar desmadre.

No vi el velocímetro pero realmente el coche rugía mientras rolaba los vasos con ron, tequila o vodka..., pero sólo alcohol.

Afortunadamente la escena de película barata no se completó. Al terminar la recta Punk bajó la velocidad y entró al vecindario. Seguíamos cantando y tomando, teniendo sin duda una de las mejores noches de nuestras vidas, o al menos eso me pareció en esa época.

El resto de la noche la pasé en casa de Punk, dormí un par de horas y luego hice el esfuerzo para asistir a mi clase de inglés que, como nunca me parecieron insoportables debido a la cruda. Llegué a mi casa en la tarde. Saludé a la familia y me fui a dormir. No salí sino hasta la mañana siguiente.

Cuando me levanté y me miré al espejo reconocí una parte que sé que está ahí y que me da mucho miedo sacar. Es esa parte que es capaz de hacer grandes estupideces e incitar a los demás a hacerlas conmigo. Cuando me lo he propuesto he sido un líder al que efectivamente la gente puede seguir. Lo malo es que cuando eso sucede estoy en algún tipo de etapa maníaca, lo cual supone siempre no sólo un riesgo para mí sino para quien tenga la suerte de estar conmigo y confiar en lo que hago...

3 comentarios:

  1. CREO QUE NO ERES LA UNICA PERSONA QUE TIENE POR DECIRLO DE ALGUN MODO UNA DOBLE PERSONALIDAD, POR UN LADO EL (LA) QUE SIEMPRE PIENSA EN EL QUE DIRAN, QUE PASARIA, QUE PENSARIAN DE MI, Y VIVE ACTUANDO SEGUN LOS ESTEREOTIPOS DE GENTE EMOCIONAL MORAL Y MENTALMENTE CORRECTA, Y POR EL OTRO ESTA EL "YO" QUE NO TIENE PERJUICIOS, NO LE IMPORTA EL TIEMPO NI EL PELIGRO, NO IMPORTAN LAS POSES NI LAS CRUDAS MORALES.....ESE "YO" SIEMPRE ESTARA EN NOSOTROS MIENTRAS EL DETONANTE "ALCOHOL U ALGUNA OTRA DROGA " LO SAQUE A FLOTE. LA PREGUNTA ES. CUAL ES LA VERDADERA PERSONALIDAD????????

    ResponderEliminar
  2. Soy mama de un bipolar y medio en broma y medio en serio le pregunto cual eres tu...cual es tu verdadera personalidad.

    ResponderEliminar