1 ene. 2016

Feliz azar 2016...

Aquí vamos de nuevo con una año más. Hace unos momentos, Facebook me hizo recordar que una cosa es lo que con cada año soñamos y planeamos y otra muy distinta es lo que realmente ocurre. 
Hace dos años el primer día de 2014, recuerdo que estábamos acostados mi esposa y yo en una cama cuidando a nuestro pequeño hijo de apenas unos tres meses. Entonces más menos delineamos lo que queríamos para aquél año. No recuerdo qué fue lo que planeamos. Pero a mediados de ese año regresamos México en un giro en nuestra vida que, estoy casi seguro, no pudimos prever.
Justo ahora estoy en una situación igualmente derivada simplemente del azar. Bajo ningún escenario, ni mi esposa ni yo podíamos pensar estar en una situación tan triste y desventajosa como la que ahora pasamos. 
Los planes son buenos, pero a veces es mejor tener un protocolo de acción en casos de contingencia, para cuando todos los planes originales fallan. La opción entonces es hacer una retirada táctica, reorganizarse, apoyarse en la red de emergencia y esperar y generar mejores condiciones.
Mi plan B inició a mediados de 2015, hace unos dos meses inicié el plan B2 y veo todavía muy lejano el día en que retome mi plan A... Es muy desesperante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario