30 may. 2007

A un paso de incrementar mi T. Bipolar

Ha llegado la hora de trabajar en el trabajo... Suena tonto pero es la verdad. Hay veces en que aun estando en la oficina las cosas no marchan tan bien como quisiéramos pero tenemos que seguir ahi.
Vamos entonces al baño con la esperanza de encontrar un poco de alivio en el agua fresca y regresamos al escritoro, al teléfono, con la jefa, con el compañero, el cliente y de nuevo la depresión que ahí sigue taladrándonos el cerebro.
Así es la bipolaridad en su parte depresiva. Y cuando salimos del trabajo tenemos la ilusión de que pronto terminará y nos acometerá la parte maniaca, la parte "feliz" de todo... qué comedia tan barata

No hay comentarios.:

Publicar un comentario