1 mar. 2008

Marzo, un descanso para la ciclotimia

Ya está aquí marzo, y si febrero nos intercaló días cálidos con días nublados, algunos fríos y otros lluviosos, más vale ir calentando motores con el calor que ya promete altas temperaturas en marzo, abril y mayo.

Si durante diciembre es natural deprimirse por el frío, la luz, el sentimiento de nostalgia, etc., en primavera uno no puede sino ponerse de mejor humor nada más de ver ciertas cosas.

Quizás sí es molesto el calor, sobre todo cuando viajas en el metro a las ocho de la noche y se concentran todos los humores del día. Pero no se puede negar que al menos nosotros los hombres gozamos de un espectáculo a veces involuntario, a veces con un propósito muy claro: minifaldas y escotes. Ja.

No hablaré de lo correcto o incorrecto de utilizar estas prendas. Es una decisión muy personal de las mujeres y francamente no importa mucho si están gordas, flacas, o bien proporcionadas según la moda. En los hombres hay gustos de todo tipo. Mientras uno encuentra a una mujer sumamente atractiva a otro le parecerá de lo más sin chiste. Así son los gustos y bendita sea la diversidad.

Yo por lo mientras ya voy calentando la pupila en el metro, en el camión, en la calle, en las plazas comerciales, y por supuesto con mi esposa, que para esta temporada tiene ciertas prendas (que por respeto a ella y los tres que leen esto no puedo describir) que no pueden provocar otra cosa que no sea un satisfactorio sentimiento de plenitud, de bienestar. ¡Que viva la primavera, los escotes y las minis, mientras el clima lo permita!

Y para demostrar mi buen ánimo, una fotografía de una de las actrices más hermosas y talentosas del cine: Natalie Portman. Quizás un poco fuera de lo habitual en este espacio, pero creo que bien vale el cambio...

1 comentario: