1 may. 2008

¿Es usted una persona hostil? (Test II)

image hosted by www.badongo.com
Algunas personas hostiles carecen de introspección o no son concientes de sus propias tendencias antagónicas, otras no se han dado cuenta de su nivel de hostilidad. Para conocer si es usted una persona con altos niveles de hostilidad, conteste el siguiente cuestionario. Califique las siguientes aseveraciones de la manera indicada:

0= no, nunca
1= sí, algunas veces
2= sí, frecuentemente

1.- Creo que mucha gente exagera sus desgracias para que los demás los compadezcan o los ayuden.
2.- La mayoría de la gente mentiría para salir adelante.
3.- La mayor parte de la gente es honrada por temor a ser descubierta.
4.- siento que frecuentemente he sido castigado sin motivo.
5.- Muchos me tienen mala voluntad
6.- Familiares y amigos tienen hábitos que me irritan o molestan mucho
7.- La gente me desilusiona con frecuencia.
8.- Me enojo fácilmente
9.- No culpo a las personas que se aprovechan de otros.
10.- De vez en cuando no puedo resistir las ganas de hacerle daño a los demás.
11.- Me siento como pólvora a punto de explotar.
12.- Me meto en peleas frecuentemente.
13.- Me he alejado de las personas por temor a hacer o decir algo que pudiera lamentar después.
14.- Con frecuencia me mantengo aislado de las actividades de mis compañeros y amigos.

Cuanto mayor sea el puntaje, mayor será su nivel de hostilidad.
Calificación de 0 a 8 puntos: nivel bajo de hostilidad; de 9 a 17: hostilidad media, y de 18 a 28: nivel alto de hostilidad.


Tomado de Ostrosky-Solís, Feggy. Mentes asesinas. La violencia en tu cerebro. Ed.Quo libros. México 2008

2 comentarios:

  1. Hola Chak.
    He hecho el test y me voy a 20. Desde hace poco me estudian una posible ciclotimia.
    Creo que la enfermedad se presenta de diversas formas.
    Tengo 40 años y me diagnosticaron la enfermedad por que acerté en comentarle los altibajos de humor.
    Me he dado cuenta por las depresiones que he padecido seguidas del júbilo excesivo y vuelta a la depresión.
    Siempre fuí hostil, pero hoy día casi no se me puede hablar, todo me sienta mal, soy un obseso del orden (mi orden).
    He leído que tu llegas a controlarlo, yo, incluso con medicación no puedo. Cuando arranco es como un subidón que no puedo controlar, ahora me dura relativamente poco (serán las pastillas). Actualmente no bebo alcohol pero antes que si lo hacía recuerdo que a veces me trasformaba en un auténtico demonio y he llegado a ser una persona completamente distinta.
    Que sepas que sigo por aquí y no dejo de leer el blog.
    Un Saludo desde España

    ResponderEliminar
  2. Hola Anónimo, gracias por dejar el comentario. Yo también dejé de tomar. No es que haya sido un alcohólico, pero siempre ayuda no estar embrutecido. Al principio yo tuve que tomar medicamento duré así como tres años, y después he tratado de controlarme sólo con terapia psicológica. Te deseo mucha suerte en el tratamiento y mucha paciencia contigo mismo y tu familia.

    ResponderEliminar