7 jun. 2011

Monstruos

No me da pena admitirlo: de niño me daba miedo la oscuridad, cerrar los ojos y ver al diablo. A ninguna de esas dos cosas les temo ya. Pero hay un sujeto que veo todas las mañanas que encarna uno de mis más profundos temores: volverme loco.


Vive en la calle, lo sé porque a veces lo veo todavía acostado en la banqueta. Me da un poco de repulsión por las gruesas capas de mugre que tiene en el cuerpo que se tapa con andrajos que a veces lo le alcanzan siquiera para los genitales. 

No es agresivo y tampoco pide dinero. Simplemente se para a mitad de la acera. A veces habla o discute con alguien que sólo él ve. A veces sólo da vueltas, como buscándose la cola, pero con la mirada en el cielo.

Así lo vi ayer. Estaba girando una y otra vez, siguiendo algo invisible que lo sobrevolaba. Pero estaba en el camellón. Los coches pasaban a escasos centímetros y parecía que no tenía intenciones de salir de ahí. Sólo daba vueltas impulsado por los autos que circulaban en sentidos contrario. Me dio lástima, pero sobre todo miedo.

No miedo de que perdiera el equilibrio y cayera en el arroyo vehicular, más bien miedo a ser un día como él.

Creo que por eso no soy caritativo con los indigentes. Me dan miedo. no quiero ser como ellos, pero al mismo tiempo siento pena, sobre todo por los viejos, los discapacitados y los niños, cuya única obligación debería ser jugar y estudiar, en ese orden.

El sólo acercarme a este sujeto cuyas facultades mentales le abandonaron hace mucho tiempo, me da escalofríos. sé que no me hará nada, no es agresivo, pero algo en su historia personal lo llevó a la locura. No quisiera llegar a ese punto donde ya nada importa, donde simplemente se dejó llevar por una corriente tan insana y triste que lo ha llevado a vivir como un animal.

Me he preguntado cómo podría ayudarlo -un día podría ser yo mismo. Me veo en él y por eso quisiera hacerlo. Pero entonces me gana de nuevo el egoísmo, la flojera, la indiferencia, la comodidad. ¿Por qué ensuciarme las manos, por qué usar mi valioso tiempo y energía en un total desconocido? Y aquí estoy, sólo escribiendo sobre mi mezquindad, sin poder pasar a la acción.

Que las cosas pasen que se arreglen solas, o que alguien más estúpido o acomedido se ocupe de los problemas que se supone yo debo resolver. Y no solo de los problemas ajenos; sino de mis propios problemas que andan a la deriva, esperando a que alguien los tome por las buenas o las malas para ser resueltos. 

Quizás sea la indiferencia y la flojera los dos monstruos más grandes que me aquejan.

7 comentarios:

  1. Comparto mucho lo que dices, tambien encuentro que la indiferencia y la flojera son lo que mas me impide haceer las cosas. Y a pesar que llevo bastante tiempo buscando, aun no encuentro como quitarme eso.

    Lo unico que no comparto, es que aun le tengo miedo a la oscuridad, aunque se que es necesaria ... soy muy empatico, pero a las unicas personas que no puedo entender, son los ciegos, vivir en esa oscuridad permanente, en verdad me aterra.

    Y sobre los problemas, creo que todos sentimos algo parecido, queremos arreglar los problemas de todo el mundo .... queremos ... pero solo nos preocupan los nuestros.

    Y ademas, creo que el miedo es el mayor de todos los monstruos, y la indiferencia y flojera son solo sus ramas

    ResponderEliminar
  2. Hola Rene. Creo que tienes mucha razón, quizás en el fonoo de todo esto lo que se esconde es un gran miedo a todo. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Yo estoy de acuerdo con ustedes dos, pero lo que agregaria es a lo desconocido, el miedo a no saber que pasara....al futuro...como vivimos em lo incierto, el miedo de volvernos locos esta muy presente. y es el miedo de todo bipolar. abrazos.

    ResponderEliminar
  4. creo yo que todas las personas le tememos a algo por mas insignificante o mounstroso ke pareska a situaciones animales, kosas, etc. etc. y es parte de nuestra personalidad aunque no todos podemos controlar o evadir la ssituacione sy hay personas ke nos aafecta realmente y no slleba aun estado depresivo y asi hasta obtener otros sintomas, km se dice al principio "flojera" mmm eso es lo ke vivokasi todos los dias ke kisiere hacer esto, aquello, pero mejor despues o ma starde y se me pasa se pasa la vida y eso e slo k temo sque s eme pase la vida y ke no hice nada, nada para mi, para estar bien yo, para tener mis kosas y eso frena mis sueños...pero avece s pienso positivo y trato d e slair adelante aunque aveces no s epor dond eempesar... bueno ya es mucho bla bla y solo quise compartir este sentir que por el momento esta aqui presente.

    ResponderEliminar
  5. la sinceridad del anónimo de 13 de jun lo que nos cuenta ya lo hace valiente el admitir y reconocer los miedos es el inicio me alegra que exista gente valiente como el anónimo y el autor del blog exitos para ambos.

    ResponderEliminar
  6. Miedo he tenido toda la vida, desde niña. Fobia social, pánico a la gente, apática, indiferente, depresiva desde antes de ir al kinder. Así toda mi vida y ahora tengo 35. Estudie una carrera y un posgrado y nunca pude ejercer por mi miedo a la vida y la depresión que nunca me dejo hacer nada (se dan cuenta que hablo como si ya no hubiera remedio? Como si estuviera muerta) Pero así me siento, muerta. Dependiente de todos para vivir. Yo pude haber sido alguien muy exitosa, pero la maldita depresión, miedo y ataques de pánico siempre fueron parte de mi. Pero hay algo peor: antes me valía no comer, no bañarme por días, estaba yo sola. Dios, la naturaleza o quien sea no debería de permitir que alguien como yo se convirtiera en mamá......Por desgracia ahora somos dos los afectados. Pobre de mi hijo. He vivido años en una fantasía esperando que alguien me ayude a salir de esto, pero nunca llego. Mi familia me odia por ser como soy. Yo también me odio. Pero ahora mi hijo.......Ojalá esto no sea hereditario. Tal vez ya estoy loca, como dicen. El miedo me paralizo hace ya muchos años. Maldita enfermedad. Me quito mi vida.

    ResponderEliminar
  7. Hola anónima. Sé que la depresión puede llegar a ser incapacitante, como parece ser que ha sido en tu caso. Yo he pasado por etapas de hasta un año en la total postración. Y sin embargo he podido salir adelante. Sólo nunca lo hubiera podido hacer. Sólo lo he logrado gracias a la ayuda de mi esposa (antes mi novia) y por supuesto de los doctores: psiquiatras y psicólogos. Te recomiendo que acudas con un psiquiatra, ellos te podrán ayudar a salir del hoyo en el que te encuentras. No te dejes vencer por la parte negativa de tu alma.
    Saludos.

    ResponderEliminar